Historia

El Museo Tecnológico de la Comisión Federal de Electricidad abrió sus puertas en 1970 con la intención de ser un centro educativo e interactivo de difusión y divulgación, científica y tecnológica, que contribuyera con el desarrollo integral de la población principalmente de niños y jóvenes (en un inicio estaba dedicado a los jóvenes que trabajan). En esa época, la cultura museística era muy distinta a la actual y el Museo Tecnológico fue pionero en ofrecer una propuesta de exposiciones interactivas, lo que le valió recibir el título del Primer Museo de Ciencias Interactivo en Latinoamérica por la comunidad científica del país, y dar así, el inicio a una nueva era de museos de este tipo.

Fachada MUTEC

Por ser el Museo de la Comisión Federal de Electricidad, en sus años primarios la temática de sus exposiciones interactivas fue sobre el sector eléctrico como el descubrimiento de la electricidad, el electromagnetismo, las investigaciones y aportaciones científicas y tecnológicas del sector, los procesos de generación, transmisión y distribución de la energía eléctrica, entre otras.

Sin embargo, debido a que el avance de la investigación científica y de las aplicaciones tecnológicas no han admitido pausas en la humanidad (los hombres o) ni en las naciones, el Museo de la CFE comprometido con su misión, se vio en la necesidad de crecer al ritmo de las exigencias de la era moderna para satisfacer al estudiante y al estudioso, al aficionado y al investigador, al que aplica la técnica y al que es capaz de revolucionarla con la diversificación de las ciencias en general como biología, química, matemáticas, física, astronomía, geología, arqueología, hasta llegar a la nueva ciencia de ingeniería y tecnología: la robótica, en sus exposiciones y actividades.

Con el boom de los museos interactivos, el proceso de enseñanza-aprendizaje también cambió. Ahora la percepción sensorial y la experiencia vivencial del visitante son las herramientas para el aprendizaje de manera entretenida y por consiguiente divertida. Con esta nueva forma se promueve dar rienda suelta a la imaginación y creatividad rumbo al camino de la innovación.

A partir del año 2000, el MUTEC se transforma tanto en sus instalaciones como en oferta educativa con la presentación de exhibiciones temporales nacionales e internacionales; se moderniza y mejora la tecnología de proyección de su Planetario, espacio ideal para la divulgación científica de la astronomía; la reciente apertura de la Ludoteca para apoyar en la formación de valores en la población más pequeña. Actividades como ferias y competencias de robótica, observaciones astronómicas masivas, talleres y cursos de corte científico y tecnológico para niños y adultos, conferencias como las del programa Domingos en la Ciencia de la Academia Mexicana de Ciencias, siempre de manera gratuita, es lo que distingue al MUTEC como uno de los museos interactivos más modernos de la Ciudad de México.

Fachada MUTEC

Debido al mejoramiento continuo en los programas educativos, las alianzas con instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Politécnico Nacional, la Academia Mexicana de Ciencia, la Sociedad Astronómica de México A.C. por mencionar algunos, y a una mayor difusión en los medios de comunicación, se ha logrado incrementar significativamente el número de visitantes con un promedio de asistencia anual de más de 800,000 personas en la última década.

A casi 44 años de existencia, el Museo Tecnológico de la CFE, ha sido propulsor y testigo de muchas historias de éxito por cada niño y alumno que se inspiró en él y dedicó su vida a una carrera científica o tecnológica, nicho de oportunidades para aquéllos que encontraron en este Museo su razón de ser, y continuará con esta misión hasta que el público lo decida.