Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión

 Horario de verano

Por una cultura del cuidado de la energía
 
El principal objetivo del horario de verano es hacer un uso racional de la luz solar durante los meses de mayor insolación. Se obtiene así una reducción en el consumo de energía eléctrica para iluminación, equivalente a una hora de luz artificial por las noches, lo cual tiene su mayor impacto en el sector doméstico. En México, el sector doméstico consume 23% del total de la energía eléctrica que se genera en el país y de este porcentaje, 43% se destina sólo a iluminación y gran parte de ella se comienza a utilizar al caer la noche.
 
Es también importante saber que un aprovechamiento óptimo de la luz solar permite reducir la demanda de electricidad. De este modo, se necesitan menos combustibles para hacer funcionar las centrales termoeléctricas y disminuyen notablemente las emisiones contaminantes.
 
Puesto que la energía eléctrica no es un recurso natural sino una forma de energía generada mediante costosos métodos, las plantas generadoras y las redes de transmisión y distribución de electricidad requieren grandes recursos no sólo para su instalación, sino también para su operación y mantenimiento.
 
La importancia de promover una cultura del cuidado de la energía se debe a que:
 
La vida moderna ha incrementado nuestra dependencia del consumo de energéticos, como gasolina, gas y otros productos no renovables, para la producción de energía eléctrica.

Una cultura del cuidado de la energía es una actitud de visión a futuro, misma que se relaciona de manera muy estrecha con el mundo que legamos a las próximas generaciones.

Al igual que en otros rubros, tales como el del cuidado del agua y del medio ambiente, en lo que corresponde a la energía, debemos evitar que ésta nos falte.

Análisis realizados por organismos especializados del Gobierno Federal; así como en instituciones de estudios superiores (en particular, la Universidad Nacional Autónoma de México) concluyeron que el establecimiento del horario de verano genera una reducción significativa en la demanda de energía eléctrica durante las horas pico -lo que tiene un impacto favorable en el sistema de generación eléctrica nacional- y, por otra parte, no produce efectos perniciosos en la salud, en la seguridad pública ni en el desempeño de las actividades de las personas.
 
Temas:
 
 
 
 

Déjanos tu comentario

Comentarios

Última modificación: 15/09/2012